‘Alguién tiene que morir’, el mini culebrón de Manolo Caro que retrata al colectivo LGTB reprimido por el franquismo

‘Alguién tiene que morir’, el mini culebrón de Manolo Caro que retrata al colectivo LGTB reprimido por el franquismo

Tras el éxito que vivió Manolo Caro especialmente con la primera temporada de ‘La Casa de las Flores’, su nombre vuelve a sonar con fuerza con ‘Alguien tiene que morir’, la mini serie de Netflix que se estrenó el 16 de octubre. Pese a ser sólo tres capítulos, hay que decir que la trama es tan lenta que llega a generar aburrimiento en varias escenas, salvo en aquellas que están protagonizadas por la acción. Sin embargo, resulta necesario desmenuzar esas interpretaciones que han dejado con la boca abierta a los espectadores que ya hemos dado la oportunidad a este retrato del colectivo LGTB en plena dictadura franquista.

Tráiler de Alguien tiene que morir , serie de Netflix estrenada el 16 de octubre.

«Soltar la presa» es ese capítulo de inicio en el que descubrimos la función de cada personaje a lo largo de la trama con sólo ver las características de cada uno de ellos. A diferencia de otros thrillers, desde los primeros minutos se aborda una historia que no conduce al misterio y en la que el amor que surge entre dos de los protagonistas pasa de la misma forma que las aves antes de cortarles las alas, volando. De esta forma, cuesta creer dos elementos fundamentales para cualquier drama con tintes de culebrón. Aun así, ‘Alguien tiene que morir’ sí consiguió poner el corazón en la garganta a los espectadores, sobre todo en esos momentos en los que Gabino y Lázaro sufren en carne propia los prejuicios de la gente y unas leyes homófobas implantadas por la dictadura de Francisco Franco.

Cecilia Suárez como Mina Falcón en ‘Alguien tiene que morir’, miniserie de Netflix.

Antes de adentrarnos en la trama de ‘Alguien tiene que morir’ es importante mencionar al elenco que es parte de esta mini serie de época en la que Manolo Caro ha contado con intérpretes de España y de Latinoamérica. Nuevamente Cecilia Suárez trabaja con él , pero esta vez con un personaje totalmente opuesto al de Paulina de la Mora en ‘La Casa de las Flores’. De las dificultades para hablar y de su acento mexicano, la actriz mexicana ha dado un gran salto en su carrera al meterse en la piel de Mina Falcón. Esta mujer que emigró al Madrid franquista años atrás y que se casó con Gregorio (Ernesto Alteiro) habla un perfecto castellano. Quizás este aspecto es el más sobresaliente de la historia.

Carmen Maura como Amparo en ‘Alguien tiene que morir’ / Netflix.

De una mujer sumisa que sufre por su infelicidad, pero también por la de su hijo y que vive en una jaula en la que le han cortado las alas, Amparo se hace más poderosa en la trama al ser una señora de carácter que no deja que ningún hombre le prohíba cumplir con su santa voluntad. La abuela insensible, cruel y manipuladora de Gabino es interpretada por la intérprete española Carmen Maura. A ella le acompañan en varias escenas el actor argentino Ernesto Alteiro, quién interpreta a su hijo, ese hombre conservador y atado al franquismo que humilla como quiere a su mujer, y en algún punto, a su propia sangre.

Alejandro Speitzer y Ester Expósito en ‘Alguien tiene que morir’, serie de Netflix.

«España es maravillosa, pero este no es el momento correcto para nosotros». Así se expresa uno de los personajes de ‘Alguien tiene que morir’ en un momento en el que la comunidad LGTB era sometida al escarnio público, a las humillaciones , a los tratamientos horrorosos, e inclusive al fusilamiento. En los años 50 si eras del bando republicano o un «desviado, un invertido» que no quería casarse por conveniencia con ninguna chica, sino amar libremente a otra persona de su mismo sexo, cualquiera tenía derecho a maltratarte e insultarte . Además, la cárcel, así como la muerte te estarían pisando los talones, si el pueblo se enteraba de tus preferencias sexuales. Eso justamente le ocurre a Gabino, personaje interpretado por Alejandro Speitzer, quién regresa de México con el sueño de viajar por Europa en compañía de Lázaro (Isaac Hernández), pero en un abrir y cerrar de ojos su padre y su abuela han planeado su futuro al intentar comprometerle con Cayetana (Ester Expósito).

Alguien tiene que morir
Parte de los protagonistas de ‘Alguien tiene que morir’, serie de Netflix.

En ‘Alguien tiene que morir’ el personaje de Ester Expósito en poco se diferencia al de Carla en ‘Élite’, a excepción de su vestimenta y su peinado que es similar a las jóvenes de los años 50. Por su parte, Carlos Cuevas, quién interpreta a su hermano en la ficción, sí destaca por el secreto que guarda al mundo y por ser una persona llena de miedos, oprimida por lo que la sociedad pueda opinar de su condición. No obstante, no hacen falta muchas escenas para descubrir todos los tormentos que lleva sobre sus hombros.

Carlos Cuevas en ‘Alguien tiene que morir’, serie de Netflix.

En esta familia es relevante mencionar a Pilar Castro, actriz a la que hemos disfrutado también en Netfllix con ‘Vivir sin Permiso’, nuevamente como una matriarca de armas tomar. Finalmente, la mini serie dramática de Manolo Caro es una ficción que recoge la España franquista, la falta de libertades para los que eran diferentes a los pensamientos del régimen. Todo ello con personajes demasiado lineales a los que descubres antes de actuar, hecho que deja a tiro lo que va a suceder sin que el espectador pueda realmente sorprenderse.

Patry Fernández

Patry Fernández

Un comentario en «‘Alguién tiene que morir’, el mini culebrón de Manolo Caro que retrata al colectivo LGTB reprimido por el franquismo»

  1. Pues me pareciò intersante la serie, pues hay un cambio radical en la estética que maneja Manolo Caro y que es de gran calidad al igual que el vestuario. De los actores la calidad de Cecilia Suarez, Carmen Maura y Mariola Fuentes no hay mucho que decir, las tres son excelentes. De los actores jóvenes no tengo mucho que decir porque nunca les había visto ( tengo que averiguar que ha hecho a nivel profesional). Me sorprendió gratamente Isaac Hernandez, lo había visto bailar y es excelente, de los mejores del mundo, pero su trabajo como actor me gustó mucho..puede que su papel al igual que del resto sean lineales y predecibles, pero lo que hace, lo hace muy bien. Hay momentos que la historia se rompe y presenta a los personajes solos, hay un corazón latiendo…eso no me gustó nada..pero vale la pena verla por Isaac (que confianzudo) y por ¡ Mariola Fuentes¡¡¡¡

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.