‘Bienvenidos a Edén’, la serie de Netflix que gira alrededor de un paraíso convertido en una secta

‘Bienvenidos a Edén’, la serie de Netflix que gira alrededor de un paraíso convertido en una secta

Un paraíso rodeado de un clima exótico y aparentemente tranquilo, donde sus habitantes se preocupan por el medio ambiente y pueden alejarse de todo el ruido de la península. Un hogar en el que sentirse, en principio, comprendido ante la falta de amor y afecto de la que te han privado las personas que te dieron la vida. Esto recoge precisamente en sus primeros capítulos ‘Bienvenidos a Edén’, una serie atípica en España que ha sido creada y escrita por Joaquín Górriz (‘Desaparecidos’) junto a Guillermo López (‘Atrapada’). Allí, en el otro lado de esa isla secreta, todos juzgan y nadie parece estar al pendiente de las verdaderas preocupaciones y sentimientos de su entorno más cercano. Este es el lema de Erick (Guillermo Pfening) y Astrid (Amaia Salamanca), meter en la cabeza a toda una tribu de adolescentes que con ellos sí podrán sentirse en familia.

Bienvenidos a Edén
BIENVENIDO A EDÉN/ GUILLERMO PFENNING como ERIK y AMAIA SALAMANCA como ASTRID / Cr. LUCIA FARAIG/NETFLIX © 2021

La temporada que dio el pistoletazo de salida a este thriller no ha dejado indiferente a aquellos suscriptores de Netflix que hayan decidido darle una oportunidad. Su debut fue el pasado 6 de mayo y en apenas unas pocas horas, muchos fans de varios intérpretes ya estaban comentando la trama por redes sociales. ‘Bienvenidos a Edén’ ha hablado del desapego que sienten distintos perfiles de adolescentes, quiénes deciden hacerse influencers para llenar el vacío emocional. Son incomprendidos en busca de alguien que les haga caso. De esto se valen los nuevos Adán y Eva de la serie, de atraer a su misterioso proyecto a diversos jóvenes con carencias afectivas, pues sólo estas personalidades con apariencia superficial estarían dispuestos a quedarse en Edén, un lugar apartado de la civilización.

‘Bienvenidos a Edén’: Una serie con distintas aristas emocionales

Begoña Bargas como Bel y Amaia Aberasturi como Zoa en ‘Bienvenidos a Edén’ (Netflix).

Lanzarote, Barcelona y San Sebastián han sido los tres escenarios de ‘Bienvenidos a Edén’, una serie que ha recreado una secta bajo la fachada de una vida de ensueño en una isla secreta. Amaia Aberasturi (Akelarre) encabeza este thriller misteriosos con tintes de ciencia ficción. La actriz interpreta a Zoa, una joven que es invitada a una fiesta de una marca de bebidas energéticas. La joven convence a su mejor amiga Judith (Ana Mena), quién no ha sido convocada. Lo que no sabe es que su vida cambiará para siempre porque ese fin de semana de desconexión se convertirá en un viaje de ida sin pasaje de vuelta. Dentro de esa vorágine conoce a África (Belinda Peregrín), Charly (Tomy Aguilera), Ibón y Aldo(Albert Baró),con quiénes inicia ese camino hacia el supuesto paraíso desde que salen de Barcelona hasta que llegan a la isla paradisíaca. Una vez el barco aterriza, la chica que ha dejado a su hermana Gaby de unos 15 años sola con una madre alcohólica y quería desquitarse de los problemas afronta uno peor que todos los anteriores: tener que someterse a las indicaciones de Astrid, Erick y sus aliados sino quiere ser aniquilada. Antes de darse cuenta de la situación e intentar huir, Nico (Sergio Momo) es ese enlace que la podría mantener en ese «nuevo mundo» sin rechistar.

BIENVENIDO A EDÉN/ Belinda y Lola Rodríguez en BIENVENIDO A EDÉN/ Cr. LUCIA FARAIG/NETFLIX © 2021

 

Completa el reparto de ‘Bienvenidos a Edén’ Belinda Peregrín (‘Camaleones’) , Lola Rodríguez (Veneno), Begoña Vargas (Alta mar), Ana Mena (‘Bienvenidos a Lolita’), Ana Wagener (‘El Inocente’), Berta Vázquez (Vis a vis) y Blanca Romero (‘Física o Química’). En lo que respecta a Belinda, la actriz y cantante mexicana interpreta a África, una influencer con millones de seguidores que ha vivido toda su vida sola debido al abandono de su propia madre. Esta joven, quién tiene una gran pasión por sus botas, en seguida coge cariño a Erick, el «padre» de ese supuesto campamento que invita a la reflexión. Por su parte, Aldo (Albert Baró) es el único que, desde el principio se da cuenta del lugar al que han llegado verdaderamente. Mientras que Ibón no quiere volver para no toparse con su padre, quién le obliga a ser quién no quiere ser, Zoa y Charly se alían en el final de temporada. Su objetivo es huir de la isla en el siguiente barco que llegue cargado de una nueva generación de jóvenes, quiénes no son conscientes de la secta en la que estarán metidos en un abrir y cerrar de ojos. Finalmente, la ciencia ficción, la fantasía, las relaciones dependientes y el terror se ven las caras en una ficción española de ocho capítulos que ya ha confirmado su segunda temporada con nuevos fichajes de la talla de Carlos Torres (‘La Reina del Flow’).

Agradecimientos a Netflix por las imágenes facilitadas

Patry Fernández

Patry Fernández

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *